« A DEBATE Tema: 2119
Lo dijo... Mensaje
Nostalgico
Iniciado el
19/03/2012 12:56:16

Ver perfil de este usuario Enviar un mensaje privado a este usuario

 Non Plus Ultra
Isabel San Sebastián, Abc. '¿Cuándo empezarán a decirnos la verdad a secas, sin edulcorantes artificiales? ¿Cuándo asumirán que somos mayores de edad? Habrá copago sanitario, y copago en las carreteras, y copago en la justicia y copago en la educación, porque en caso contrario quebrará el sistema. Ni más ni menos. Se acabaron los empleos fijos de por vida y la jubilación real a los sesenta y dos. El futuro es sangre, sudor y lágrimas: el precio de la demagogia elevada a categoría'. Y es que la gente abusa mucho. Ya ven, hasta quieren empleos para toda la vida. Ya lo dice ella: 'Demagogia es decir que la (...) dependencia de los seres queridos no es una cuestión privada, cuya resolución ha de ser abordada por las familias individualmente, según sus respectivas disponibilidades de tiempo o recursos económicos, sino una cuestión de Estado zanjada de un plumazo por una ley'. ¿Cómo, que no tienen dinero para afrontar esos casos que todos conocemos? Pues no sé, a mí qué me cuenta, apáñenselas como puedan, que dirá el Estado al que le soltamos todos los impuestos.

Carlos Dávila, en La Gaceta, une varios temas. Vean: 'A 24 horas de la conmemoración [de La Pepa], nos estamos ocupando no ya de cómo sacar este país económicamente adelante, que también, sino de cómo impedir que la Nación de nuestros doceañistas vuele por los aires. Es tan pésima la situación que nos ha legado el miserable y villano Gobierno de Zapatero, que ahora mismo ni siquiera tenemos asegurado nuestro futuro como Nación'. ¿Han visto con qué donosura ha trazado el tránsito de 1812 a Zapatero? ¿Pruebas de la villanía? Aquí las tienen: 'En apenas dos meses Madrid (...) se quedará invadida por una tribu, un tsunami de independentistas vascos y catalanes que, con la disculpa de una Copa de fútbol, van a montar un aquelarre secesionista en el que no faltará de nada: ni provocación a los ciudadanos de la capital que se sienten radicalmente españoles ni insultos al jefe del Estado ni un clamoroso abucheo a nuestro himno nacional'. O éstas otras: 'El presidente de la Generalitat, representante del Estado, o sea, y aunque él lo desprecie tan profundamente como lo desprecia, representante de España en Cataluña, acaba de declarar legal la secesión y la forma de llevarla a cabo en consulta. En el País Vasco, un lehendakari singularmente aprehendido por el nacionalismo feroz, está dispuesto a recibir con honores de casi héroes a todos los asesinos que durante cinco décadas han matado, extorsionado y perseguido a cualquier ciudadano español'.

También de por allí arriba habla hoy Alfonso Ussía en La Razón, que dice que los vascos tienen ahora la mirada torva. Se supone que no todos, claro. Solo los malos: 'Un amplio sector de vascongados ha resignado la firmeza y la claridad de su mirada en beneficio del odio. Miradas torvas, amenazantes, indagadoras. Y muchas de ellas hacia el suelo, como si los zapatos tuvieran ojos (...) Sus miradas delatan sus ánimos. Y el odio y el desprecio se juntan y se abrazan'. Sin salirnos de la zona: Aleix Vidal-Quadras, en La Gaceta: 'Otra disimilitud señalada por el docto investigador [Frans de Waal] es la incapacidad de los monos para sacrificar su vida por el grupo mientras que los humanos se inmolan en ocasiones por la patria, por Alá o por la libertad de sus conciudadanos. En este aspecto, los etarras están evolutivamente más próximos a los chimpancés que los hombres-bomba islamistas o los kamikazes japoneses, descubrimiento que no constituye una sorpresa'.

Imprimir  

Checa
Respuesta - 1 -
19/03/2012 20:52:16

Ver perfil de este usuario Enviar un mensaje privado a este usuario

 La izquierda española sigue siendo esencialmente violenta, revolucionaria y enemiga de todo lo español. Es la misma izquierda que, durante más de dos siglos, ha aplaudido, cuando no promovido, cualquier tentativa de entregar la soberanía nacional. Es digna heredera de las facciones que, durante la Guerra de la Independencia, postularon una constitución revolucionaria y, durante la Guerra Civil, una solución soviética.

¡¡ VIVAN LAS CAENAS...!!

Imprimir  

Nostalgico
Respuesta - 2 -
26/03/2012 12:57:27

Ver perfil de este usuario Enviar un mensaje privado a este usuario

Los columnistas de La Razón ya saben que son muy suyos, y no es cuestión de atosigarles. Iñaki Zaragüeta escribe sobre la huelga y César Vidal otra tontuna para decir que 'el PP ha impulsado una reforma laboral marcada por la moderación'. Que ya hay que tener. En el editorial se ven obligados a escribir algo, así como regañadientes, que lo máximo que dicen es que 'la abstención perjudicó al PP, mientras que el voto del miedo movilizó a la izquierda'. Brillante, ya ven. Tanto como decir que 'los asturianos votan por la gobernabilidad', que ya saben que no hay peor ciego etcétera. Alfonso Merlos, tan aguerrido, sí escribe de lo que se debe: 'Es penoso que en Andalucía se haya renunciado a impulsar una revolución en toda regla para acabar con un putrefacto estado de cosas. Es desmoralizador que se haya cerrado la puerta a una etapa que buscaba liquidar el nepotismo, el clientelismo y la corrupción para promover el imperio de la meritocracia, el rigor y la transparencia'. Carmen Morodo, por su parte, dice que 'Rajoy se siente legitimado', que 'Cree que no se han castigado los ajustes aunque esperaba mejor resultado'. ¿Y Alfonso Ussía, no dice nada? Otro día, que hoy estaba descansando, háganme el favor: 'Mañana será el día de escribir de los gozos y desventuras de las elecciones andaluzas y asturianas...'. De Carlos Rodríguez Braun, sólo el título: '¡Qué escándalo!'

También descansaba, o el disgusto le gripó el motor de escribir, Federico Jiménez Losantos, que en su chiringuito de Libertad Digital brilla por su ausencia y en El Mundo escribe sobre Cataluña. Que sí, que siempre luce el sol para insultar a los nacionalistas, pero podía haber esperado a mañana. El editorial de El Mundo lleva un título suave: 'Andalucía, una complicación para Rajoy'. Y dice así: 'Muchos ciudadanos se estarán preguntando a estas horas qué tiene que hacer el PSOE para perder el poder en Andalucía porque resulta difícil de entender que José Antonio Griñán vaya a seguir gobernando con el historial de corrupción, abusos y clientelismo que ha salido a la luz en los últimos tiempos'. Pero Santiago González pisa el acelerador del insulto, que para qué disimular, de perdidos al río: 'Cabe la posibilidad de que haya todavía una masa de votantes que no ha perdido la esperanza de verse beneficiado en esa versión moderna de la multiplicación de los panes y los peces que ha sido el milagro de los ERE'. Fernando Sánchez-Dragó ha preferido no esperar al final del recuento: 'Yo, mientras empujo con los pies a Arenas, Cascos y Rosa, escribo entre tres aguas -la de la espera, la esperanza y la decepción- y me persigno. No soy neutral. Estoy en contra de la izquierda, estoy a favor de España'.
Que está bien que lo diga, por si no nos habíamos dado cuenta. De lo de la izquierda, digo. Lo de España lo sabíamos. Y en La Gaceta, Carlos Dávila se ha quedado con tal chasco, como él mismo reconoce, que apenas si ha podido pergeñar unos garabatos sin contenido. Menos mal que han podido hacer un poquitín de editorial: 'Con la ayuda de IU, el PSOE seguirá perpetuando el caciquismo, e hipotecando la libertad y la prosperidad'.

Libertad Digital despliega una importante batería de comentaristas. De uno en uno, no se me amontonen. Cristina Losada: 'La única fuerza a la que debía vencer el PP era la inercia, pero la inercia es sumamente poderosa y no se doblega fácilmente ante la realidad, llámese corrupción generalizada o brutal desplome económico'. José García Domínguez, lanzado: 'Una asfixia, la de la Andalucía moderna, urbana y emprendedora, solo posible merced al entramado caciquil muñido en el agro durante tres décadas. Pero ni en Corea del Norte ni en Sevilla ha llegado todavía el instante de poner un pie en el siglo XXI', o 'Andalucía, una Sicilia sin luparas pero con padrinos en cada capital de comarca cuya perentoria desinfección sanitaria habrá de esperar otros cuatro años más. En puridad, quien nunca acaba de morder el polvo al sur de Despeñaperros no es algo más o menos emparentado con la socialdemocracia, sino la vieja España sórdida de los lienzos de Gutiérrez Solana'. Pedro Tena, el especialista: 'Fuentes fetėn habían revelado desde el miércoles el hundimiento del voto socialista. El viernes, muchos del régimen firmaban ya 41 escaños. Desastre, debacle, despeñamiento, esto es, griñanazo (...) A las ocho y nada parecía comenzar la caída del régimen (...) El PP aparecía como ganador. Se hablaba de mayoría absoluta. Todos estaban convencido de ello, incluso el PSOE. Pero he aquí el recuento. Comenzó mal para el PP. Siguió mal y ha terminado menos mal, pero mal (...)Y en el aire, una grave pregunta. Si el PP tuvo en 2008 más de 1,7 millones de votos, ¿cómo es que en 2012, con el deseo de cambio instalado en Andalucía y con la corrupción galopando hasta enterrarnos en la mer...dé, no han estado a pie de urna? (...) Andalucía ha elegido libremente y ha elegido a la izquierda, a una izquierda aética e ineficaz que la ha mantenido en los últimos lugares de España y a una izquierda filototalitaria fracasada en todo el mundo. Tendremos, sencillamente, las consecuencias de lo que hemos decidido'. Emilio Campmany: 'Los andaluces han votado a los que se reparten el dinero público por cientos de millones de euros, que ponen al frente de cargos públicos a socialistas que gastan los dineros de todos en cocaína, que practican el nepotismo más escandaloso y que sólo saben prometer más de eso mismo. Y lo han hecho porque esperan seguir recibiendo las migajas de ese sistema clientelar que los socialistas montaron en Andalucía porque no les importa que, con tal de seguir recibiéndolas, los del PSOE se quedan con la parte del león'. Y no se sabe con qué amenaza Campmany: 'Tendremos que aguantarnos con nuestros griegos y ver cómo nos arrastran un poco más pendiente abajo. Rajoy podría evitarlo si se decide de una vez a hacer lo que hay que hacer, pese lo que les pese a andaluces y sindicalistas. Veremos si tiene el valor para hacerlo'.

Alguno ya apunta hacia Rajoy. El fuego amigo. Lo conocemos. Pablo Molina: 'El sometimiento de todo un partido como el PP a los antojos de su equipo demoscópico habitual no tiene precedentes. No sólo han decidido hacer una campaña en Andalucía como si fueran a ganar sin bajarse del autobús, en frase del mítico Helenio Herrera, sino que por no incomodar, hasta la política nacional del Gobierno popular ha estado supeditada a esta exigencia de placidez morcillona, no fuera que los andaluces tuvieran la impresión de que el PP tiene intenciones de reformar en profundidad el desastre heredado por Zapatero.(...) Javier Arenas, el principal perjudicado de esta noche electoral, ha puesto su cargo a disposición de Rajoy. Si hay algo seguro es que al 'perjudicante' no se le ha pasado ni remotamente por la cabeza hacer lo mismo con el suyo'.

Imprimir  

El autor de cada mensaje es único responsable de su contenido ya que este website no interviene en forma alguna en su redacción. No está permitido publicar mensajes que infrinjan las leyes españolas o tengan carácter injuriante.